Ahorrar gasoil depende de tí

0

Para el transportista, el consumo de combustible es una de las mayores partidas de gastos. Aunque la forma de conducción tiene mucha importancia en el resultado final

Aquí exponemos pequeños consejos para ahorrar , podemos llegar a grandes diferencias comparando con conductores que no les apliquen. Aquí tienes 12 acciones que pueden ayudarte a ahorrar en combustible.
Elegir un camión adaptado a las necesidades
Elegir el modelo más adecuado al tipo de ruta y de servicio puede suponer una diferencia importante en consumo, y por eso es tan fundamental ser aconsejado correctamente en el momento de la compra.

Optimizar el peso
Cualquier peso adicional y no estrictamente necesario implica un mayor gasto de gasoil, y por lo tanto es recomendable asegurarse de no llevar nada innecesario a bordo.
Mantenimiento al día
Un vehículo en buenas condiciones mecánicas permite mantener un consumo razonable. Algunas pequeñas averías o la falta de mantenimiento pueden incrementar el gasto en carburante en grandes proporciones.
Neumáticos de baja resistencia y bien inflados
El contacto entre la carretera y el camión se hace mediante los neumáticos. Se puede desperdiciar mucha energía si no están bien inflados.
Aerodinámica El roce del vehículo con el aire es otra gran fuente de pérdida de energía. En general, el diseño de los camiones está más pensado para optimizar el volumen de carga que para el aerodinamismo, y las formas de los diseños no permiten mucho margen de maniobra para la optimización. La instalación de algunos elementos aerodinámicos puede permitir ahorrar algo de consumo.
Conducción regular, anticipada y suave
La forma de conducir influye en gran medida en el consumo. Lo más importante sin duda es mantener una velocidad lo más regular posible, evitando los frenazos y las aceleraciones. Para eso es necesario aprender a anticipar y aplicar una conducción muy suave y tranquila.

Marchas largas Usar marchas largas permite tener un motor funcionando con menos revoluciones, lo que implica un menor consumo.

Respetar los límites de velocidad
A mayor velocidad, mayor consumo, especialmente por encima de 90 o 100 kilómetros por hora. Incluso en un trayecto largo, la pérdida de tiempo equivalente a viajar 5 kilómetros por hora menos puede ser muy compensada por el ahorro de combustible conseguido.

Optimizar el recorrido
Es algo que suelen hacer todos los transportistas, pero por obvio que sea no hace daño citarlo. Antes de empezar una ruta es recomendable analizar el recorrido y optimizarlo. Si optimizamos la distancia y el tipo de carretera para hacer un recorrido, tendremos menos consumo que si no preparamos nada y confiamos en la suerte.

Preparar la ruta en función de las gasolineras
Hablando de optimizar el recorrido, hay un aspecto importante que es escoger los puntos para repostar. En España la DGT publica la lista de las gasolinas más baratas, y servicios equivalentes existen en otros países. De nuevo, la anticipación puede implicar un gran ahorro en carburante.

Cortar el motor en los tiempos de parada
Los motores han mejorado mucho en el consumo al arranque. Tanto que pese a las ideas recibidas, incluso en paradas cortas es más rentable parar que esperar con el motor encendido.

Herramientas tecnológicas
Todos estos aspectos, y consejos más específicos sobre conducción eficiente se encuentran sintetizados en las herramientas tecnológicas que todos los constructores integran a sus nuevos modelos. En general, se trata de programas que optimizan la conducción gracias al uso de datos proporcionados por la informática. Son elementos interesantes, pero sigue haciendo la diferencia la conducción de cada transportista

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada ni visible. Los campos obligatorios están marcados


+